• 957 59 69 15
  • Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

MUSEO DE LA CIENCIA

ES | EN | FR

Tubo de Crookes

Finalidad

Producción de rayos catódicos, para poder estudiar sus propiedades.

Descripción

Es un tubo semejante a los de Geissler, pero con el gas a menor presión (10-5 atm). En su interior se pueden colocar distintos dispositivos: molinillo, lámina de mica, obstáculo en forma de cruz de Malta, etc.

3.6.-fig.jpg

Funcionamiento

Al aplicar una diferencia de potencial muy elevada entre los electrodos, aparece una fluorescencia  localizada en la zona opuesta al cátodo y que, a diferencia de lo que ocurría en los tubos de Geissler, tiene siempre color verdoso (independientemente del gas  utilizado como relleno). Para explicar este fenómeno, se supuso que el cátodo emitía una radiación que, al incidir sobre el vidrio del tubo, inducía en él un brillo característico.

Si entre el cátodo y el ánodo vamos colocando distintos accesorios, podemos determinar las propiedades de estos “rayos catódicos” y llegar a la conclusión de que están formados por partículas muy ligeras y de carga eléctrica negativa. Esta fue la primera prueba empírica de la existencia de partículas elementales 

Historia

Los primeros experimentos con estos tubos fueron llevados a cabo en 1895 por el químico inglés sir Williams Crookes

Constancia,  Buenos Aires, 1890, Vol. 13-14, nº 194, p.54

Saber más

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.