• 957 59 69 15
  • Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

MUSEO DE LA CIENCIA

ES | EN | FR

Osciloscopio analógico

 

Finalidad

Representación gráfica del potencial  eléctrico en función del tiempo.

Descripción

Consta de tres partes básicas: tubo de rayos catódicos, placas de desviación vertical y  placas de desviación horizontal, aunque exteriormente  sólo podemos observar  la pantalla, en la que termina el tubo de rayos catódicos, y una serie de controles, que nos permiten modificar la intensidad y posición de la imagen, controlar la amplitud de la señal de entrada y ajustar la unidad de tiempo.

2.8.-fig-1.jpg

Funcionamiento

El instrumento se conecta entre dos puntos de un circuito eléctrico o electrónico. La diferencia de potencial entre ellos, convenientemente aumentada o disminuida para adaptarse a las características del osciloscopio, produce una desviación vertical en el haz de electrones que atraviesa el tubo de rayos catódicos. La magnitud de esta desviación es proporcional a la diferencia de potencial  aplicada.

Simultáneamente, aplicamos una tensión en forma de” dientes de sierra”, que provoca una desviación horizontal periódica del haz electrónico.

La combinación de ambos desplazamientos hace que los electrones vayan incidiendo en distintos puntos de la pantalla, dibujando en ella una curva que nos conocer la variación del potencial en función del tiempo.

Historia

El primer osciloscopio de tubo de rayos catódicos fue desarrollado en 1897, como una curiosidad de laboratorio sin aplicación práctica, por el físico alemán Karl Ferdinand Braun.

 Su comercialización como instrumento de medida comenzó en 1946, con el modelo  Tektronix , patentado por Howard Vollum y Melvin “Jack” Murdock.

 

M. Gilmore, Instrumentos de medida eléctrica,Reverté, Barcelona, 1987, p. 167

 

 

Saber más

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.