• 957 59 69 15
  • Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

MUSEO DE LA CIENCIA

ES | EN | FR

Microscopio óptico

Finalidad

Observación de objetos de pequeño tamaño, de los que se consigue una imagen ampliada.

Descripción

En su forma más simple, está compuesto por dos lentes convergentes montadas en un mismo tubo: la primera (objetivo) forma una imagen intermedia del objeto, que es ampliada por la segunda (ocular).

En los instrumentos actuales tanto el objetivo como el ocular suelen incorporar varias lentes, para mejorar la calidad de la imagen final. Además, son frecuentes los modelo con tres o cuatro objetivos intercambiables, montados sobre un tambor rotatorio.

microscopio-optico.png

Funcionamiento

La muestra que queremos observar, colocada sobre una lámina de vidrio rectangular (portaobjetos), se sujeta en la pletina y se ilumina desde abajo con la luz procedente de un foco luminoso.

Mediante los tornillos laterales se hace descender el tubo que contiene las lentes, hasta que el objetivo se sitúe muy próximo a la muestra.

A continuación, miramos por el ocular y, de nuevo con los tornillos, vamos haciendo subir el tubo hasta que veamos la imagen totalmente enfocada.

Historia

El primer microscopio simple, formado por dos lente convergentes, fue construido en 1590 por Zacharias Janssen.

En 166 Robert Hooke utiliza un microscopio compuesto para estudiar cortes de corcho y describe los pequeños poros en forma de celdas a los que él llamó "células".

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.